domingo, 24 de enero de 2010

El aura de prosperidad


Nos preguntamos muchas veces por qué unas personas son prósperas y otras no. Qué ingrediente tienen esas personas a quienes todo les sale más fácil de lo normal. Es como si una buena estrella los persiguiera abriendo los caminos. Quise ver más allá y observar la causa. El aura de las personas prósperas, desde el punto de vista clarividente, es enérgica y brillante.

En un ejercicio que practiqué con un grupo, hice que todos pensaran y afirmaran en su mente "soy próspero", y que lo repitieran durante tres minutos; el cambio sucedió de inmediato, el aura de los participantes, antes opaca y normal, se veía luego de las afirmaciones de un color amarillo vivo y naranja brillante y así se mantuvo por los 3 minutos.

Luego del ejercicio les pedí que recordaran cuánto tenían en la cuenta bancaria, inmediatamente el aura se tornó opaca y turbia. Nuestra mente obliga a la materia y a las emociones: puedes pensar que quieres cosas buenas pero hasta que no mantienes un pensamiento firme con la seguridad de que lograrás lo que te propones, tu aura/energía variará a cada rato sin sostener tus metas y retrasando tu vida

Llegar a mantener un estado de firmeza y seguridad interno puede ser difícil si crees más en lo malo que en lo bueno, si crees más en las circunstancia que en tu poder, si crees más en tus miedos que en tus virtudes, si crees que el Destino está en tu contra. Tú eres quien, con tus pensamientos y emociones diarias, tiñes toda tu vida, Dios no abre ni una sola puerta si no crees en ti. Ni que le llores, ni le reces todos los días no hará nada si no tienes fe en ti, y obviamente en Él.

Visualízate diariamente radiante, siente que eres un imán que atrae abundancia y amor a ti y a tu familia. Tú eres quien escribe en las blancas hojas del diario de tu vida


fuente; redes Ning

3 comentarios:

Natacha dijo...

Amiga, la actitud ante las cosas, ante la vida, le pone el color que quieras.
Todo lo que ha de pasar. pasa... pero es tan diferente la manera con qué se toma.
Cada mañana, una sonrisa es lo primero que pinto en mi cara, después las gracias por lo hermoso del día que comienza.
Te aseguro que cada día tengo un motivo para seguir haciéndolo.
Un beso, bonita.
Natacha.

Marbeth dijo...

Hola Reina, me encanta tu blog, le has dado un toque muy muy especial.. me gusta mucho.. TAM

siete dijo...

Gracias mi Rey, me ha gustado que hayas visitado tambien este blog, yo tambien TAM